¿Cómo cerrar una cuenta corriente?

El proceso de cancelación de una cuenta corriente no es tan difícil. En sí, es un trámite que no se toma mucho tiempo para hacer si por supuesto tienes en mente las ideas precisas de lo que deseas conseguir. Además, para cerrar dicha cuenta no será necesario realizar pagos de comisiones adicionales.

Así que, primero que nada en tal caso de que el titular opte por cerrar su respectiva cuenta corriente, es apropiado que lo haga saber de manera escrita, siendo más preferible dirigirse a la entidad bancaria donde se le otorgo su cuenta bancaria.

VER MÁS SOBRE BANCO CHILE

Pasos para cerrar una cuenta corriente

Para llevar a cabo el cierre de una cuenta corriente se requiere de tan solo 4 pasos. Y para que esto se dé, otra de las principales cosas que tendrás que hacer será comprobar todos aquellos requisitos existentes para hacer la cancelación. Esto significa que, con ello sabrás si puedes tener la oportunidad de dar inicio a este procedimiento sin tener que pasar por alguna clase de penalización y conocer claramente los derechos que posees frente a la entidad bancaria.

Por esta razón, estos primeros pasos son totalmente fundamentales, ya que giraran en torno a que se logre conseguir cerrar una cuenta corriente.

Investigar si la cuenta corriente posee un compromiso de permanencia. Para saber si la cuenta corriente contiene un compromiso de permanencia solo tendrás que verificar el contrato que está presente en tu cuenta corriente. Hay que tener en cuenta que, cualquier cuenta bancaria no deja de ser un acuerdo financiero, en el cual se establecen las condiciones del servicio. Por esta razón, si en el contrato existe alguna información destacable, entonces podría estar un compromiso de permanencia allí.

Revisa si tienes deudas pendientes

Otro de los requisitos más importantes que te permitirán cerrar una cuenta corriente es que en ella no existan cualquier tipo de deudas pendientes. Si es así, la entidad financiera te solicitará que canceles todas tus deudas, al igual que las deudas de la tarjeta de crédito que se encuentra asociada.

Además, debes estar al tanto de que no exista ninguna operación de dinero en curso, es decir, asegurarte de que en tu cuenta no se estén realizando movimientos de cualquier transferencia periódica planificada, así como también movimientos de algún recibo domiciliados.

Acudir al banco y cancelar la cuenta

Acudir al banco es uno de los pasos más claves para dar inicio a la cancelación de cuenta corriente. Al cumplir con los puntos anteriores, el otro paso a seguir es dirigirte al banco para consigas realizar este procedimiento.

La mayor parte de las entidades bancarias te pedirán que te dirijas a la sucursal en la que optaste por abrir la cuenta para que de esta manera la puedas dar de baja. En dado caso de que tengas aun dinero en tu cuenta, lo mejor es retíralo para que no lo pierdas u otra opción también es enviarlo a otro número de cuenta.

Luego de esto, lo que tienes que hacer es firmar el documento que te proporcionará la entidad bancaria para la cancelación de la cuenta, donde posteriormente deberás regresar tu tarjeta o talonario de cheques si te lo piden.

Pedir el certificado de cancelación de cuenta

El último paso a seguir, el cual no deja de ser importante es pedir el certificado de cancelación de tu cuenta. Esto sirve para afirmar que la cuenta ha podido ser cancelada y que ya no se encuentra activa.